En este artículo vamos ha hablar de cómo ahorrar en nuestra factura de la luz, basándonos solo en el término de potencia.

Nos centraremos tanto en sus precios, como en la cantidad de potencia que tenemos contratada, para conseguir el mayor ahorro posible, solo con la potencia.

luz

  1. ¿Qué es la potencia contratada?

La potencia contratada es el caudal de energía que podemos consumir al mismo tiempo, haciendo un símil con las tarifas de telefonía, equivaldría a nuestro tipo de conexión.

En móviles sería equivalente a 3g, 4g o 5g, pero en la conexión a Internet de nuestra casa o empresa, sería los 50, 100 o 200 megas.

Para optimizar el artículo, hablaremos en todo momento de ahorro anual aproximado, para conocer el mensual, solo tendremos que dividir entre 12.

  1. El precio de la potencia contratada

En la potencia tenemos siempre un mínimo de precio, el cual viene regulado por BOE, y es diferente para cada tipo de tarifa.

Este importe nos lo cobrará la comercializadora

ahorro-luz

con la que tengamos contratado el suministro de luz. Pero no se lo quedará ella, tendrá que abonarlo a la distribuidora de nuestra zona.

La otra parte de este precio, es el margen que se les permite poner a las comercializadoras. Por lo que es aquí donde podemos conseguir un poco de ahorro.

  1. Cantidad de potencia contratada

En este caso el ahorro que podemos conseguir es considerablemente mayor que el del margen de la comercializadora. Se estima que por cada punto que consigamos bajar de potencia, por ejemplo de 4.6 pasar a 3.3, conseguiríamos un ahorro de entre 40 y 50 euros.

Las mejores formas de conseguir reducir nuestra potencia contratada, son:

1.- Hábitos de consumo, evitar conectar todos los aparatos o electrodomésticos al mismo tiempo, por ejemplo si tenemos una lavadora y un lavaplatos, no conectarlos al mismo tiempo, o no cocinar con vitro, al mismo tiempo que secamos la ropa en la secadora.

2.- Comprar electrodomésticos con buena eficiencia energética, si por casualidad debemos renovar alguno de los aparatos eléctricos que tenemos en casa, fijarnos bien en la potencia que necesitan. Si compramos un horno que en lugar de utilizar 3.000kW usa 1.800kW.

3.- Mediante un maxímetro, en algunas tarifas, normalmente las de mayor consumo y potencia, como restaurantes, hornos, comunidad de propietarios, está permitido instalar un maxímetro.

El maxímetro, te permite pasarte de la potencia contratada en momentos puntuales, sin que salte el ICP (Plomos, automático, etc). Permitiendo así tener una potencia menor, si tan solo en momentos puntuales necesitamos disponer de picos de potencia grandes.

potencia-luz

  1. Cambio de tarifas

En ciertos casos, al pasar de una tarifa a otra 2.1 a 2.0 o 2.1 a 3.0, podremos conseguir un ahorro automático. En unos casos por el menor coste de los precios BOE y en otros por la mayor amplitud de configuración como es el caso de la 3.0.

Un claro ejemplo de esto sería un restaurante que tiene contratada una tarifa 2.1 con 15kW y se pasa a una 3.0 en la que puede tener 4, 4 y 15 con maxímetro

Categorías: Energía

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *