La tarifa de luz de dos tramos o tarifa de luz de discriminación horaria (DHA), es una tarifa que tiene dos precios diferentes a lo largo de todo el día. Con la que pagaremos diferentes precios por la electricidad, dependiendo de nuestro hábito de consumo.

Tarifa de luz de dos tramos DHA

El tramo llamado «punta», es el tramo más caro de los dos y tiende a coincidir con las horas del día que mas se consume electricidad en toda España. Puesto que la industria y las empresas se suele trabajar por el día.

El llamado tramo «valle», es el más barato de los dos. Coincide con las horas del día en el que menos energía se consume, en las horas nocturnas.

Curva de consumo eléctrico

En la gráfica podemos apreciar claramente, que exceptuando dos horas que existe bastante consumo, la mayoría de las horas del periodo valle, coinciden con el bajo consumo eléctrico.

Diferentes impuestos en los distintos tramos de la tarifa

La diferencia tan grande entre un precio y otro, se debe a dos factores completamente diferentes, pero entrelazados entre sí.

El primero de estos factores, es legislativo, pagamos más impuestos en el tramo o periodo punta. Porque a todos nos conviene que se consuma la energía producida en las horas nocturnas y que de no hacerlo se perdería.

Oferta y demanda

El segundo de ellos es simplemente de oferta y demanda, a mas demanda en ciertas horas, más caro saldrá el precio de venta de esta energía.

Y por lo tanto las comercializadoras tendrán que venderlo más caro al cliente final, para no ocasionarse pérdidas.

¿Siempre nos interesa tener una tarifa de luz DHA?

Pues como dice la ocu en este artículo, casi siempre nos interesa tener contratada una tarifa de dos tramos o periodos DHA. Pues todo el consumo que hagamos en el periodo valle (barato), lo haremos casi a la mitad de precio que en el punta (caro).

Y cómo bien explican en el siguiente video de tele Madrid, solo con el consumo de la nevera, ya estaremos ahorrando y ya nos compensaría contratar una tarifa de luz de discriminación horaria.

De todas las facturas que hemos analizado, y no son pocas, siempre conseguimos un ahorro, cambiándonos a una tarifa de discriminación horaria.

El coste de cambiar de una tarifa a otra, puede suponer 10 euros aproximadamente, pero es un dinero que recuperaremos en tan solo un mes, dependiendo de nuestro consumo.

Categorías: Tarifas