dudas cambio comercializadora

Os presentamos algunos trucos y aclaraciones a las preguntas más comunes y que debemos tener en cuenta antes de cambiar de comercializadora de electricidad.

Si es la primera vez que te estás intentando cambiar de compañía eléctrica, debes saber que el sistema es parecido a las compañías telefónicas, con algunas diferencias.

No te quedarás sin suministro de luz

Mucha gente supone erróneamente que en algún momento durante el cambio se quedará sin luz. Sin embargo los cambios no funcionan a como ocurre con la telefonía.

A diferencia de ese sector, en el eléctrico no hay que esperar que te envíen otra tarjeta, o que un instalador vaya a tu casa. De un día para otro, la distribuidora de tu zona cambiará el suministro a la nueva y tú ni lo notarás.

La última factura de tu anterior comercializadora llegará hasta ese día, y la primera factura de la nueva comercializadora, empezará al día siguiente.

No tiene coste

Como el trámite es meramente administrativo, no tiene costes de instalación ni de envío de nada. Por eso cambiar de comercializadora de electricidad no tiene coste ninguno.

El único gasto podría darse en el caso de que solicitemos una modificación de nuestra potencia contratada. Un coste que pagaríamos igualmente si solicitamos el cambio a nuestra actual comercializadora.

preguntas sobre compañia electrica

No hay empeoramiento en la calidad del servicio

La energía que va a llegar a tu suministro y de la forma en que lo hará es exactamente la misma, sea cual sea la comercializadora de luz que tengas contratada. La encargada de que esto ocurra es la distribuidora de la zona.

Algunas personas creen que al estar con la compañía de toda la vida, del mismo grupo que la distribuidora de la zona, es lo mejor, porque obtendremos mejor y más pronta respuesta.

Nada más lejos de la realidad, para una empresa pequeña, somos más que un número, por lo que al llamar, seremos atendidos por un empleado de la comercializadora y no por un call center en otro país. Recibiremos la misma calidad de suministro ya que es la distribuidora la encargada de esto.

No pagaré más que con las grandes compañías

Precisamente ocurre al revés, las grandes compran la energía en el mismo mercado que las pequeñas, pero deben soportar unos costes mucho más grandes, los que supone mantener una compañía de ese calibre.

Además una pequeña comercializadora se preocupa de comprar a buen precio, la mayoría de las veces las grandes simplemente ofertan la compra al máximo posible.

Podemos cambiar de comercializadora de electricidad en cualquier momento

Siempre que huyamos de los descuentos y ofertas extrañas, que nos aten con permanencias, podremos volver en cualquier momento a la comercializadora con la que estábamos anteriormente. O probar suerte en otra comercializadora.

Aunque recomendamos mantenernos mínimo un año para probar bien una compañía. Si nos damos cuenta que los precios que tenemos son muy caros, podremos cambiar tan pronto como queramos, siempre que no tengamos permanencia como se indica en este boletín oficial del estado.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *